LA IMPORTANCIA DE LA DONACION VOLUNTARIA DE SANGRE

La responsable del Centro Provincial de Hemoterapia que funciona en el predio del Hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Peron”, Dra. Griselda Salinas en contacto telefonico con este medio hablo sobre la importancia de la donación voluntaria de sangre en el marco del dia mundial del donante de sangre, y afirmo: “En Clorinda en el Hospital Cruz Felipe Arnedo se puede acercar la gente para poder donar sangre, conocemos la generosidad de la gente de Clorinda porque siempre se acercaron a donar voluntariamente sangre.

Para aquellas personas que quieren donar sangre pero tuvieron COVID solo tienen que dejar pasar 28 dias y a partir de ahí puede concurrir al hospital para realizar la donación, en cuanto a las personas que fueron vacunadas tanto con la primera dosis como con la segunda dosis, solo deben esperar 72hs para la donación de sangre.

Por otro lado, la Dra. Griselda Salinas agrego que en la parte de sangre estan como muy habituados a hondar en la entrevista que es muy privada, con el tema del dengue nosotros no hacemos un estudio de determinación en banco de sangre porque se entiende que el virus no se trasmite por sangre, pero se toman todos los recaudos en estos casos y mas hoy por hoy por el COVID.

La sangre y los productos sanguíneos seguros, así como su transfusión, son un aspecto fundamental de la atención de la salud pública. Cada día permiten salvar vidas y mejorar la salud y la calidad de vida de muchos pacientes. La necesidad de sangre es universal, pero el acceso de todos los que la necesitan no lo es.

Para garantizar que toda persona que necesite sangre segura pueda acceder a ella es preciso que donantes voluntarios donen sangre periódicamente. Durante la pandemia de COVID-19, a pesar de las restricciones de movilidad y de otras dificultades, es imprescindible que los donantes de sangre continúen donando sangre y plasma para pacientes que requieran transfusiones.

Este esfuerzo extraordinario, en el contexto de una crisis sin precedentes, pone de relieve el papel crucial de los donantes de sangre voluntarios comprometidos, para velar por la disponibilidad de suministros de sangre segura y suficiente, tanto en tiempos de normalidad como de emergencias

La Pandemia por COVID-19 y el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio trajo como consecuencia el descenso del 80% en el número de donantes que concurrían diariamente a donar sangre, esto llevo al descenso del 50% del Stock de Glóbulos Rojos en nuestros Servicios Hospitalarios. Sin embargo todos los días se continúan atendiendo innumerables enfermedades para las que este recurso terapéutico es imprescindible e impostergable (talasemias mayores, problemas oncológicos, problemas hematológicos, cirugías, accidentes, hemorragias, partos, etc.)