TRES PERSONAS FUERON DETENIDAS AL INTENTAR PASAR MERCADERÍAS POR PASOS CLANDESTINOS Y PRETENDER SOBORNAR A POLICÍAS.

Al menos tres personas fueron sorprendidas a orillas del riacho El Porteño pretendiendo hacer pasar mercaderías varias y cajas de bebidas alcohólicas a territorio paraguayo. 

A fin de evitar ser detenidas, ofrecieron “arreglar de alguna forma” con los efectivos como intento de soborno, con el agravante que el conductor del vehículo era un efectivo de la Gendarmería Nacional.

El caso se registró en la mañana del jueves último, cuando vecinos del barrio El Porteñito se comunicaron telefónicamente con el Comando Radioeléctrico y alertaron sobre la presencia de personas a orillas del Riacho El Porteño, en un vehículo utilitario pretendiendo hacer pasar mercaderías a la República del Paraguay.

Con la premura del caso, personal del Comando Radioeléctrico y del Destacamento El Porteño concurrieron al lugar y al llegar observaron a dos personas a orillas del Riacho, a la espera de la llegada de alguna embarcación, quienes al notar la presencia policial abordaron rápidamente un vehículo Renault, modelo Kangoo que se encontraba a los pocos metros y pretendieron darse a la fuga, siendo interceptados en las inmediaciones.

Los ocupantes del rodado eran dos hombres de 43 y 27 años, el primero de ellos un sargento de Gendarmería Nacional, quien intentó sobornar a los policías.

“Cómo podemos arreglar para dejarme pasar la mercadería”, preguntó el gendarme y después llegó una mujer de 27 años en una motocicleta de 150 cilindradas, expresando ser pareja del conductor del vehículo y también ofreció algo a cambio para que los dejen transitar, pero los policías se negaron a los intentos de coima, soborno, y continuaron con el procedimiento.

Minutos después llegó el personal de la Unidad Regional Tres y de la Policía Científica, que junto a los testigos, constataron que dentro del utilitario había una importante cantidad de mercaderías y cajas de bebidas alcohólicas.

También había una mochila con más de 200 mil pesos de dinero en efectivo y más de un millón de guaraníes, dinero que no pudieron justificar ni la propiedad ni la procedencia.

Todo se informó al Juez Federal N° 1 de Formosa y el magistrado dispuso que se inicie una causa por “Tentativa de Encubrimiento de Contrabando”, la detención de las tres personas y el secuestro de la mercadería, dinero, el vehículo utilitario y la motocicleta, siendo todo trasladado hasta la sede policial, donde se iniciaron las actuaciones legales.

Las tres personas fueron notificadas de su situación legal y según lo dispuesto por el magistrado, continuaron en libertad supeditados a ulterior resolución de la causa, en tanto que las mercaderías y bebidas fueron puestas a disposición de la Dirección General de Aduanas.