RECONOCEN AL PERSONAL ABOCADO A LA LUCHA CONTRA EL COVID PARA CUBRIR A SUS COMPAÑEROS CONTAGIADOS

En el marco de una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19 “Dr. Enrique Servián”, el médico infectólogo Julián Bibolini reconoció el “doble esfuerzo” que realizan los trabajadores de salud, seguridad y otros ámbitos que están abocados a la lucha contra el coronavirus, para cubrir a sus compañeros que contrajeron la enfermedad en estos últimos meses.

“Se está haciendo un gran esfuerzo con lo que se puede, todo el personal de salud que también está padeciendo la circunstancia y algunos que también están cursando activamente la infección, forman parte de la comunidad y a su vez complica la tarea en todos los lugares. O sea que un gran esfuerzo doble que aquel que encuentra trabajando”, sostuvo.

Y agregó: “Por eso hacemos hincapié que tenemos que cuidarnos mucho, porque el personal de salud que lleva más de un año de pandemia trabajando y estos últimos tres, cuatro meses los está extenuando”.

En ese sentido, el especialista envió “un fuerte abrazo” de parte de todo el Consejo al personal de salud, seguridad y de otros ámbitos que trabajan en la lucha contra el COVID.

Por otro lado, Bibolini se refirió al nuevo récord de contagios diario con los 1104 diagnósticos detectados en las últimas 24 horas y aseveró que “hay que hacerle frente a esta situación”.

“Actualmente de todos los activos que están cursando la infección hay 134 que necesitan la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) distribuidas en los distintos hospitales: el Evita, Alta Complejidad, Distrital 8, el de Clorinda, Alta Complejidad, Madre y el Niño y el Central”, indicó.

Y aseguró que dichos nosocomios ampliaron de manera progresiva sus terapias y, en la actualidad, se cuenta con un total de 158 camas.

Asimismo, el profesional señaló que hubo readecuaciones para salas con pacientes moderados y suministro de oxígeno central.

“También se cuenta con un respaldo con más de 300 tubos de oxígeno ante la necesidad que se llegase a agregar en algún otro lugar, como un CAS o algún lugar donde no se puede instalar el oxígeno central”, finalizó.