BAREIRO: “ESTAMOS FATIGADOS, PERO NO VAMOS A DESCANSAR NI AFLOJAR”

En diálogo con Agenfor, el doctor Hugo Bareiro, director de la Unidad de Pronta Atención de la Contingencia (UPAC), afirmó que todo el equipo de salud viene trabajando denodadamente para combatir esta pandemia, y además, pidió a la comunidad respetar de manera estricta las normas de prevención para disminuir el contagio.

En principio, reiteró que hay una circulación viral alta, “por lo tanto si cometemos un error, podemos infectarnos” señaló. Para evitar esto, insistió en seguir las normas de prevención “tenemos que mantener nuestra conducta, porque el virus está trabajando permanentemente y donde encuentro un lugar para infectar, lo hace”.

Asimismo, recomendó evitar las reuniones sociales, la circulación de personas –al menos que sea necesario- y compartir mates o tereré. Advirtió que “Si estas conductas no cambian estamos potenciando el virus”.

Respecto a la gran labor que lleva adelante todo el personal sanitario afirmó “venimos trabajando denodadamente, estamos fatigados”, sin embargo, “no vamos a descansar ni aflojar, porque para esto nos preparamos toda la vida, para atender la salud de nuestra gente”, enfatizó.

Continuó señalando que “vamos a luchar para poder dominar esta enfermedad, nuestra capacidad de reacción es superior a la capacidad de agresión que tiene el virus sobre nosotros”, aseveró.

Además, aseguró que todo el personal sanitario de los centros de salud de la provincia, cuentan con los equipos de bioseguridad. En ese sentido, subrayó que el Gobierno de la Provincia está realizando un gran esfuerzo y que desde el Ministerio de Desarrollo Humano “se gestionan los insumos de manera eficiente para asegurar la protección de cada trabajador”.

Destacó que todos han recibido la vacuna contra el COVID-19 y aclaró que “la nueva cepa del virus, hace que algunos agentes sanitarios se hayan infectado, pero cursan la enfermedad de manera leve y sin complicaciones”.

Bono al personal de salud

Por otra parte, expresó su agradecimiento a la decisión política del Gobernador Gildo Insfrán, de otorgar el beneficio de $10 mil al personal de salud, “es un premio que nos halaga y nos reconforta”, afirmó.

“Sin embargo, nuestra ambición está más allá de los aportes económicos, porque nuestra lucha tiene un factor importante, el lado humanitario para servir y cuidar la salud y la vida de cada uno de los formoseños”, concluyó.