VIVIANA TABOADA VALORÓ ALCANCES DEL PROGRAMA “ACOMPAÑAR” DIRIGIDO A VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO, Y A PERSONAS DEL COLECTIVO LGBTI+

La Dra Viviana Taboada, en su carácter de Secretaria de Políticas Judiciales de la Federación Argentina de la Magistratura y presidenta del Colegio de Magistrados de Formosa, destacó alcances del programa “Acompañar”, oficializado recientemente por el Ejecutivo Nacional, y que representa una “herramienta más que dispondrán las víctimas de violencia de género y pertenecientes al sector LGBTI+” para afrontar situaciones de vulnerabilidad psicosocial y económica.

En este sentido, la Federación Argentina de la Magistratura (FAM) mantuvo en abril pasado una nueva reunión con la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y su equipo de trabajo para acordar acciones en conjunto que permitan mejorar las respuestas del Estado y lograr eliminar la violencia de género.

Del encuentro realizado de manera virtual participó la Doctora Viviana Taboada, en su carácter de Secretaria de Políticas Judiciales de FAM. La cita online contó también con la presencia del Presidente de la Federación, Ariel Ariza, la vicepresidenta, Marcela Ruiz y Verónica Luchessi del equipo de comunicación.

Junto a la funcionaria nacional estuvieron: Josefina Kelly, Secretaria de Políticas contra la Violencia por razones de género, y Florencia Sotello, directora Nacional de Fortalecimiento del Acceso a la Justicia en casos de Violencia por Motivos de Género.

En este encuentro, se puso a disposición de los poderes judiciales el Programa “Acompañar”, como una herramienta más de auxilio a una víctima de violencia.

Desde FAM explicaron que este programa de asistencia a mujeres y LGBTI+ en situación de violencia de género de todo el país, “contempla la transferencia económica equivalente a un Salario Mínimo, Vital y Móvil por seis meses y asistencia psicosocial a personas en situación de riesgo por violencia de género”.

Precisó Taboada que el objetivo de “Acompañar” es el de: “Fortalecer la independencia económica de las personas en condiciones de vulnerabilidad, ya sean del colectivo LGBTI; o aquellas afectadas por casos de violencia de género”. Para ello, se trabajará en forma articulada con los gobiernos provinciales, mediante un apoyo económico y un acompañamiento integral psicosocial.

“Es un apoyo económico por seis meses en un principio para que la persona afectada se pueda independizar”. “En tanto, los organismos interdisciplinarios la ayudarán a salir de la situación de vulnerabilidad y de violencia”, remarcó Viviana Taboada, indicando que, en el caso de judicializarse una presentación, existirá la herramienta “Acompañar” para dar apoyo a los afectados y afectadas.

Por otra parte, el Ministerio también presentó un “Sistema Integrado de Casos de Violencia por motivos de Género”, dónde se articulan fuentes diversas de información, con unidades de registro diferentes (denuncias, consultas, causas y/o medidas judiciales) provenientes de provincias, municipios, ministerios de seguridad, poderes judiciales, instituciones sanitarias, asistenciales.

En este sentido, la ministra Elizabeth Gómez Alcorta y sus colaboradoras invitaron a la FAM a ser parte de este Sistema que dispone una aplicación web en la que se alojará un padrón integrado de consultas y casos que se identifican por el tipo y número de documento; y que permite conocer las características de las violencias contra las mujeres y LGBTI+ y la respuesta del Estado en cada caso.

 Las dimensiones se estructuran en cuatro bloques con sus correspondientes sub-bloques: 1: Persona/s en situación de violencia. 2: Datos de la/s personas agresoras. 3: Características de la situación de violencia. 4: Respuesta estatal y recorrido institucional previo. 5: Asistencia y seguimiento.

Este sistema pretende mejorar la respuesta del Estado y la eficacia de las políticas públicas frente a las violencias por motivos de género mediante un sistema de gestión de la información que sirva para conocer en profundidad las características de las violencias por motivos de género y determinar el riesgo estableciendo cuáles son los contextos en los cuales es más probable que la violencia se incremente y ponga en riesgo la vida o la integridad física y psicológica de las personas que denuncian o hacen consultas.

Desde la Federación Argentina de la Magistratura auguraron que estas herramientas sean “conocidas y utilizadas por todos los actores del sistema judicial, toda vez que lo consideren necesario”. Por tal motivo, se mantendrá informados a presidentes y presidentas de cada provincia los avances que “en materia interinstitucional para el trabajo mancomunado que implica buscar una sociedad libre de violencias”.