CONVOCAN A RECUPERADOS DE COVID A DONAR PLASMA

A fin de contribuir y ser solidarios con el grupo de pacientes que pudieran necesitarlo como tratamiento para mejorar su estado de salud.

El médico infectólogo, Julián Bibolini, reiteró el llamado a los pacientes convalecientes de coronavirus, a ser donantes de plasma, considerándolo un “elemento” que, en este momento, “es muy importante para dar tratamiento al grupo de personas que cursan la enfermedad de COVID y que pudieran necesitarlo, para mejorar su estado de salud”.

Ante la crítica situación epidemiológica que afecta a la provincia, por estos días, y frente a los récords de cifras de contagio que se vienen reportando, dio a conocer que el Sistema de Salud está organizado de tal manera que los pacientes positivos, “que no estén en un hospital propiamente dicho, pero puedan necesitar el tratamiento, tanto con suero equino como con plasma, son trasladados hasta el hospital de Alta Complejidad para realizarlo y, posteriormente, vuelve a su centro de atención primaria para el respectivo seguimiento”.

Determinación y eficacia

Por su parte, el Director de la Red Provincial de Laboratorios, bioquímico Juan Carlos Atencia, explicó que la transfusión de plasma de convaleciente se sigue aplicando en la provincia como tratamiento de recuperación. “En un primer momento, se utilizaba solo para los pacientes en estado de moderado a grave, pero actualmente, se aplica a los que están transitando un estado de leve a moderado, es decir dentro de los tres primeros días de tratamiento se evalúa la necesidad del plasma”, precisó.

Reveló al respecto, que son los médicos, quienes deciden su aplicación “a partir de la evolución clínica del paciente y de los resultados de los estudios de laboratorio, de acuerdo a datos sobre la oxigenación, estado ácido base, ferritina. Dichos parámetros indican que el paciente va camino hacia un proceso inflamatorio, y esto lleva a decidir “hacer el tratamiento de transfusión de plasma”.

Aseguró que “es muy eficaz”. Y si bien no es la cura “ayuda a que el organismo puede defenderse mientras genera sus propios anticuerpos. Es un empujón más para la defensa frente a la enfermedad”. En tanto, señaló que por ahora se utiliza “el plasma de las personas que hayan cursado la enfermedad de COVID, pero todavía no se recomienda el uso del plasma de las personas vacunadas, porque es algo que está en estudio y todavía no hay pruebas firmes que aconsejen su implementación”.

Proceso de donación

Comentó que las extracciones se siguen concretando en el Centro Provincial de Hemoterapia, con sede en el hospital de Alta Complejidad, donde se lleva a cabo la obtención de plasma por medio de una técnica sencilla e indolora que es la aféresis, capaz de separar los componentes de la sangre.

Por lo tanto, “a través de este procedimiento se separa el plasma de la sangre y se devuelve al donante las plaquetas, los glóbulos rojos y los demás elementos”. Esto permite que a las 72 hs “si el paciente quiere, puede volver a donar, porque ya se encuentra nuevamente en condiciones para hacerlo”, describió.

Los recuperados de COVID que deseen donar pueden presentarse en el Banco de Sangre del Hospital de Alta Complejidad, de lunes a viernes, de 8 a 12.30 hs. Y los sábados, domingos y feriados de 8 a 12 hs y de 15 a 18 hs.

Informó que debido a las restricciones de circulación vigentes, los interesados podrán solicitar los respectivos permisos para concurrir a donar, comunicándose vía WhatsApp al 3704-269255 “desde donde se les va a generar un permiso que vamos a enviarlo por medio de una foto, para que puedan exhibirla al momento de trasladarse para llegar al banco de sangre. Luego, para regresar a la casa se les va dar el permiso impreso y para que lo tengan para las próximas ocasiones de donación”.

Requisitos

Acerca de quiénes pueden ser donante de plasma, aclaró que son las personas que se recuperaron de COVID “que tienen una carga de anticuerpos igual o superior a 1 en 1000. Es por eso que no todos pueden ser donantes por más que tengan la voluntad de serlo, porque ese es uno de los condicionantes”.

Añadió, además, que “una vez que el paciente es dado de alta, después de haber sufrido la enfermedad, al cabo de entre 15 y 20 días, está recién en condiciones de ser donante.

Quienes deseen donar deben tener entre 18 y 60 años. Pesar más de 50 kg y concurrir con DNI. Antes de asistir a la donación deben desayunar o almorzar alimentos bajos en contenido graso, tales como: mate, te, café, cocido con leche, frutas, queso, leche, sándwich, medialunas. No ingerir bebidas alcohólicas por 48 horas antes. No fumar 2 horas antes, ni 2 horas después de la donación. En caso de padecer alguna enfermedad como diabetes, presión arterial alta o baja (consultar).

No deben tener ninguna enfermedad transmisible por sangre, como son las virales, HIV, Hepatitis B, C, Chagas, Brucelosis, entre otras. No haber recibido transfusiones en el último año, Si se tiene tatuajes, perforaciones o cirugías se deberá consultar previamente.