DESDE REFSA ADVIERTEN SOBRE LAS GRAVES CONSECUENCIAS DE LOS INCENDIOS

En Las Lomitas, debido a incendios de pastizales, un transformador eléctrico ubicado sobre la Ruta Nacional Nº 81 entró en cortocircuito y quedó fuera de servicio, por lo que de manera inmediata la empresa distribuidora REFSA dispuso el traslado desde la ciudad capital de un equipo de operarios para efectuar el recambio del equipamiento.

Así lo explicó en declaraciones a AGENFOR el gerente de REFSA Electricidad, el ingeniero Benjamín Villalba.

“En la tarde de este miércoles tuvimos un problema serio en Las Lomitas. Se incendió un transformador a consecuencia de los cortocircuitos provenientes de distintas fuentes de líneas que estaban ardiendo”, detalló.

Indicó que a raíz de ello en dicha ciudad se produjo un corte de tres horas aproximadamente. “El personal de REFSA pudo restablecer el servicio haciendo unos puentes y tirando unas líneas”, pormenorizó, hasta que se efectuó el cambio del transformador averiado.

“Nuestro equipo de grúas pesadas y de transformador de potencia de tres millones de vatios partió a las 6 de la mañana hacia Lomitas para cambiar el transformador dañado”, lo cual se terminó de concretar al mediodía.

Aclaró que “hablamos prontamente con el intendente Atilio Basualdo para darle la tranquilidad de que íbamos a trabajar lo más rápido posible”, apuntando que “el hospital nunca quedó sin luz”.

“El personal de REFSA trabajó de forma incansable para restablecer lo más rápido posible el servicio”, destacó el funcionario.

Según precisó, Las Lomitas cuenta con dos transformadores de potencia: uno de cinco millones de vatios ubicado en el centro de la ciudad y el otro, de 3,5 millones de vatios, sobre la vera de la RN 81, que fue el averiado y que se reemplazó este jueves por uno nuevo, señaló Villalba.

Gran problema

A su vez, de manera categórica, el titular de REFSA advirtió “el gran problema” que son los incendios porque “con los grandes vientos que hay se propagan muy rápidamente los focos ígneos”.

Por ello, llamó a reflexionar para que no se sigan produciendo quemazones. “Hay un gran perjuicio no solamente para la empresa que brinda el servicio eléctrico en este caso, sino para la gente que se queda sin luz”, alertó.

Hizo notar que esta situación de seca “es producto de las heladas que hubo, por lo que el pasto a la vera de las rutas está seco”. Entonces, al producirse incendios de manera inmediata se ven afectadas “las líneas de transmisión y distribución” situadas en dichos lugares.

Para graficar el riesgo que representan las quemas de pastizales, dijo a esta Agencia que se recepcionaron denuncias de este tipo de El Colorado, Bañaderos y toda la zona de influencia de la excooperativa de esa localidad, a lo que suman otros focos ígneos en Palma Sola, Misión Tacaaglé, General Belgrano y Laguna Yema.

“Hay gente malintencionada que está quemando campos o banquinas, produciendo muchos perjuicios, porque los postes se queman y los cables se derriten”, afirmó.

Soluciones

“Cuando empiezan los focos ígneos es muy difícil pararlos por las altas temperaturas y la velocidad del viento. Se empieza con una pequeña fogatita y después eso termina en un gran incendio”, insistió Villalba.

En esos casos, aseveró, “la empresa trata de restablecer el servicio en el menor tiempo posible, porque somos electrodependientes y la gente no tiene la culpa de que algunos irresponsables prendan fuego”.

Es así que desde REFSA “primero tratamos de poner en servicio todo lo que se pueda y después evaluamos el costo financiero, pero eso es secundario, porque para nosotros primero está la gente. Nuestra premisa es dar el servicio eléctrico”.

Acentuó a esta Agencia que “se está trabajando en distintos puntos” del territorio provincial para “solucionar los inconvenientes” que generan las quemazones.

“La reflexión y el llamado de atención tienen que ver con que estos incendios nos están causando muchos perjuicios”, recalcó finalmente.