“LA INSTALACIÓN DE LA EMPRESA FUE UNA DECISIÓN EN CONJUNTO CON EL GOBIERNO DE FORMOSA” SOSTUVO OHANESSIAN

El gerente general de la empresa Avedis, Andrés Ohanessian, responsable de la Planta Fraccionamiento y Envasado de gases medicinales e industriales, ubicado en la provincia de Formosa, se refirió a la situación de este producto ante la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia del COVID19.

En comunicación con Agenfor expuso que si bien a nivel nacional la situación es crítica porque la demanda y la logística para transportar este producto es muy grande, como empresa realizan todo lo posible para que no falte a ningún cliente.

Por eso resaltó que “se llegó al punto de cortar el suministro a toda el área industrial y el oxigeno está abocado al 100% únicamente al área de salud”

En ese sentido aclaró que no se trata de una planta productora de oxigeno medicinal, sino que “se trae el producto de otras fabricas del país y acá se lo fracciona y distribuye”.

Asimismo destacó que previo a la pandemia, en conjunto con el Gobierno de la Provincia, tomaron la decisión en el 2018 de instalar una planta fraccionadora y se apresuraron a concretar su apertura en abril de 2020, con el objetivo de tener mayor punto de abastecimiento y de “back up” para dar respuesta rápida a todos los Centros de Salud y Hospitales locales, atendiendo las emergencias que denotaron en un salto en el consumo tan elevado, consecuencia de la enfermedad por coronavirus.

“Realmente esa decisión ha llevado a que hoy no tengamos ningún tipo de riesgos ni faltantes de suministros a los nosocomios” consideró.

Puso de relieve que esta fraccionadora es un punto de referencia, como depósito, para poder distribuir a todo el interior y así abastecerlos.

El empresario explicó que el oxigeno medicinal se comercializa y se distribuye de dos maneras: oxigeno líquido y gaseoso, el primero se comercializa a los grandes hospitales, en los que se instala un tanque que es abastecido por cisternas continuamente, en Formosa cuentan con esto el Hospital Evita, la Madre y el Niño, el Central, el Distrital 8 y el de Clorinda.

El segundo son los cilindros o tubos, donde se comercializa el oxigeno gaseoso, que ocupan menor lugar, con menor porte pero con mayor facilidad de transporte.

Y aseveró que la provincia tiene en todas sus instalaciones un total de 60 mil metros cúbicos, más unos 35 mil metros cúbicos que están en el predio para realizar el back up a todos esos equipos.

Además “contamos con un parque, en el que continuamente se está invirtiendo y cuenta con más de 1300 cilindros de oxigeno medicinal.

Por otra parte, hizo referencia a la situación de Clorinda, en la que creció casi siete veces el consumo de esto.

“Dimensionar a la cantidad de vidas que se salvaron no es cuantificable pero tomar la decisión de instalar la planta en la provincia por parte del Gobernador, quien nos solicitó ponerlo en marcha cuanto antes, ha hecho que hoy en día podamos cumplir con ese crecimiento exponencial” manifestó.

Sobre la reserva con la que se cuenta de oxigeno, dijo que “depende del día a día” y que si bien en la planta los camiones permanentemente están abasteciendo los distintos tanques, la cuestión radica en que “el oxigeno esté en el cliente” ya que la planta es un nexo entre el paciente que necesita el oxigeno y el hospital que le tiene que brindar.

Al finalizar subrayó que es decisión de llegar a Formosa apoyados por el estado formoseño, de manera conjunta, se propuso para mejorar la logística instalando una sucursal de la empresa en territorio formoseño, proyectándonos hacia un futuro en el que aspiramos a exportar este producto a Paraguay.

Y destacó que la mano de obra que genera la empresa es ocupada actualmente por 15 formoseños con la idea de ir creciendo, abriendo distintas aéreas.