SAMID: “OJALÁ TUVIÉRAMOS EN BUENOS AIRES UN GOBERNADOR COMO INSFRÁN”

El empresario de la carne Alberto Samid cargó contra los referentes de la oposición nacional y provincial que, junto con un canal de noticias porteño, “no toleraban que Formosa sea un ejemplo en el país” en el manejo de la pandemia, por lo que llevaron adelante “una campaña terrible, de cuatro horas todos los días en la televisión, hasta que pudrieron la provincia”.

En declaraciones a la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), se solidarizó con “los formoseños por el daño que les ha hecho TN”.

“Formosa era la mejor provincia del país en cuanto a los índices de la pandemia, no tenían ningún problema, hasta que fueron y arruinaron todo”, reprobó el empresario.

“Mi solidaridad para con todos los formoseños, el gobernador Gildo Insfrán y la provincia, por el maldito y sucio trabajo que hicieron los de TN, que se quedaron un mes embarrándoles la cancha, haciendo cualquier cosa y haciendo denuncias falsas”, denunció.

En ese sentido, afirmó que “Formosa era un ejemplo en el país, por eso fueron. Inventaron cosas todos los días y hasta que no fundieron la provincia no pararon. Y desde Buenos Aires lo hemos visto. Sabemos perfectamente el daño terrible que les han hecho”.

A su vez, enmarcó a las reiteradas visitas a Formosa Capital y Clorinda de referentes de Juntos por el Cambio (JxC) como Waldo Wolff, Patricia Bullrich, Mónica Frade, Luis Petri, entre otros, en la “estrategia de la derecha”, ya que “no toleraban que Formosa sea un ejemplo en el país”.

“No tenían fallecidos, había muy poquitos infectados, hacían un trabajo extraordinario. Y fueron a decir cualquier cosa, cualquier mentira. Fue una campaña terrible, de cuatro horas todos los días en la televisión, hasta que pudrieron la provincia”, rechazó.

Además, dijo que “pusieron a la gente en contra” de Insfrán, a quien destacó como “un gobernador exitoso”.

“De Formosa dicen cualquier cosa hace 20 años y van a seguir inventando. Los formoseños tienen que tenerla clara y no hacerles caso a los porteños que están exclusivamente para hacerles la guerra. Ojalá tuviéramos en Buenos Aires un gobernador como Insfrán”, acentuó Samid.

Carne

Asimismo, consultado sobre la decisión del Gobierno de cerrar las exportaciones de carne de vacuna por 30 días, a fin de que disminuya el precio de ese producto en los mostradores, el empresario definió: “Acá hay un sector que quiere vender la carne afuera a los mejores precios y no le importa la mesa de los argentinos”.

En contraste, “hay otro sector al que sí le interesa que haya carne a precios razonables de acuerdo a lo que gana la gente en el país”.

“Hoy, desgraciadamente, la comida a consecuencia del aumento del precio de la carne no está de acuerdo con lo que gana la gente”, remarcó.

En este punto, explicó en diálogo con esta Agencia que cuando se incrementa el costo de dicho producto “arrastra a todos los demás”, como ser pollo, cerdo, artículos de almacén, frutas y verduras.

“Esto es lo que ha venido ocurriendo desde principios de año y no iba a parar, sino por el contrario, iba a seguir subiendo”, sostuvo, asegurando que “en muy poco tiempo, los argentinos que somos los reyes de la ganadería íbamos a tener que comprar la carne como jamón cocido: ‘dame cien gramos de paleta o bola de lomo’”, graficó.

Precisó que “hoy un novillo vale $100 mil pesos y los ganaderos dicen que es poco”, a la vez que cuestionó: “No les podemos vender a los chinos un millón de toneladas”. “Debe ser la mitad porque ya estamos vendiendo lo que no tenemos”, esbozó.

En este punto, advirtió que “el otro gran problema colateral es que como no tenemos tanta carne, estamos vendiendo las madres que parieron dos o tres veces, cuando en realidad una hembra puede tener de 10 a 12 terneros”, con lo cual se interrumpe el ciclo y no llega a ser completo.

De esta manera “se está haciendo un doble daño”, alertó Samid, planteando que “se deben suspender las exportaciones, como se hizo ahora, y después poner un cupo, que es la mitad de lo que estamos exportando, para que el precio no siga subiendo”.

Sobre el paro lanzado por la Mesa de Enlace, arremetió diciendo que “a estos tipos no les importa nada” y que “con tal de tener un mango más, inventan cualquier mentira como que la gente come menos carne porque se hizo vegetariana”.

“El verdadero problema que tenemos es que la derecha y los ricos piensan de una manera y los abajo, de otra”, redobló.

“No sé si va a bajar (el precio de) la carne con esta medida, pero de lo que sí estoy seguro es que no aumenta más, que es lo más importante”, cerró categórico.