DESDE CLORINDA UN GRUPO DE ABOGADOS MANIFESTÓ SU ACOMPAÑAMIENTO A TODO EL SISTEMA DE SALUD DE LA PROVINCIA

El abogado Roberto Benítez, del foro de abogados de la ciudad de Clorinda, junto a sus colegas Sebastián Agüero, Denia Agüero y Flavia Valles manifestaron su acompañamiento al sistema de salud público de Formosa y a todo el personal que confronta los padecimientos de la pandemia.

En esta línea expresó que frente a los graves ataques injustos e irresponsables que ha sufrido el sistema sanitario, se veían en la obligación de reconocer la labor de todo el agente de salud.

“Somos testigos como día y noche están trabajando, las ambulancias no paran” consideró en declaraciones a Agenfor.

Asimismo Benítez remarcó que este es el peor momento de la pandemia, donde todos sufrimos la pérdida de algún conocido, amigo o familiar a causa del coronavirus.

Por lo que aseveró que las personas malintencionadas que hayan contribuido al colapso sanitario, oponiéndose a todas las medidas sanitarias y propiciando así el levantamiento en el nivel de contagios y muertes, demuestran una actitud sumamente reprochable y que hay que rechazar.

Y continuó destacando que afirmar que no se atienden a las personas o se las dejan morir es una falta de respeto a todo el personal de salud, quienes día a día se esfuerzan y se sacrifican por toda la comunidad.

“Nos propusimos a realizarles un merecido reconocimiento”, comentó, refiriéndose a médicos, enfermeros y todo el personal abocado a la lucha contra esta pandemia que azota al mundo, quienes en un esfuerzo desmedido se dedican a atender a las personas alcanzadas por este virus.

Además acentuó en que por su ubicación geográfica Clorinda, “es el espejo de Asunción”, recordando que esta ciudad paraguaya llegó a su colapso sanitario en febrero de este año y ya se preveía la llegada de la cepa Manaos a la ciudad fronteriza.

A pesar de esto, ciertas personas continuaban pregonando la apertura de fronteras y la falta de control argumentando con las libertades individuales, expresó, lamentando que el fallecimiento de gran cantidad de personas no iba a suceder si se evitaba esa liberación.

En este sentido, explicó que las medidas sanitarias se han aplicado en el resto del mundo, ya que no estamos viviendo una “situación normal” y todos los derechos están sometidos a las leyes de reglamentación, sobre todo en este contexto con medidas excepcionales.

Además remarcó que uno no puede tener la libertad de contagiar sosteniendo livianamente que cada uno tiene derecho a elegir su salud, porque se olvida la alta contagiosidad que puede afectar a otras personas.

“El primer derecho a preservar es la vida y la salud” valoró.

En lo que respecta a la actitud de la oposición y su desdeño de corromper el estatus sanitario, consideró que las marchas politizadas la realizaron contra quienes protegen la vida, es decir un médico o enfermero, resaltó categórico, sosteniendo que este es momento de colaborar entre todos y unirnos frente a esta situación de emergencia.