LA POLICÍA DETECTÓ 21 FIESTAS PRIVADAS Y PERSONAS CONDUCIENDO EN ESTADO DE EBRIEDAD PESE A LAS RESTRICCIONES POR PANDEMIA

Como resultado del trabajo preventivo del fin de semana, la Policía detectó 21 fiestas privadas, locales comerciales que vendían bebidas alcohólicas fuera del horario permitido, conductores en estado de ebriedad, personas que pretendieron ingresar desde el Paraguay por pasos fronterizos no autorizados, entre múltiples intervenciones en pos del cuidado y protección de la población.

En el marco de la emergencia sanitaria nacional por la pandemia del coronavirus y según las políticas públicas de salud y seguridad, diagramas a través del Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19 para todo el territorio de la provincia, la Policía refuerza a través de guardias rotativas cada fin de semana la presencia de efectivos policiales para los distintos operativos de cuidado y protección debido al mayor movimientos de personas durante estos días.

Con el objetivo de hacer cumplir las medidas sanitarias con los protocolos dispuestos para cada actividad, la Policía detectó locales que vendían bebidas alcohólicas de madrugada en esta capital, en algunos de los casos sin habilitación para comercio y en un trabajo articulado con los inspectores de Bromatología Municipal se procedió a clausurarlos.

A pesar de las distintas campañas de concientización y el pedido de responsabilidad ciudadana, además de regir el Decreto de Necesidad y Urgencia del Poder Ejecutivo Nacional, de cumplimiento obligatorio, que incluye la restricción de circulación nocturna de personas no esenciales como así también las reuniones, se detectaron 21 fiestas privadas, varias de estas en las localidades de Comandante Fontana, Pirané, Las Lomitas, El Colorado, Subteniente Perín, Clorinda, General Güemes, Ibarreta, con aglomeración de personas reunidas, sin la utilización del barbijo, distanciamiento, ingesta de bebidas alcohólicas, en algunos casos con la presencia de menores, conducta que constituye un riesgo para el esquema sanitario y demuestra un desinterés total de estas personas por la vida.

La Policía sigue con los operativos por agua, con el desplazamiento de embarcaciones a motor sobre el río Bermejo, a cargo del Cuerpo de Bomberos, en móviles policiales y a caballo, en lugares de difícil acceso con la participación del personal de la Unidad Especial de Asuntos Rurales.

En esta capital se continúa con los férreos operativos de control y vigilancia en las zonas conocidas como El Mangal, Doña Lola, Barco Hundido, entre otros, trabajo coordinado entre los efectivos de fuerzas federales y la Policía, al igual que en la ciudad de Clorinda con el fin de fortalecer los controles fronterizos, detectándose pese al volumen de efectivos que recorren, personas que intentaron ingresar y en algunos casos que ingresaron al territorio provincial incumpliendo con la normativa vigente, activándose el protocolo sanitario e iniciándose las actuaciones judiciales. También se secuestró una embarcación en la zona de la Laguna de los Indios del barrio Bernardino Rivadavia cuyo tripulante no pudo justificar la navegación en horas de la madrugada, idéntica intervención tuvieron los efectivos de la Zona 5 que procedieron a la demora de un automóvil que trasladaba mercadería de contrabando cuyo ocupante era investigado por el personal de la Prefectura Argentina que se hizo cargo del procedimiento.

Las Unidades Regionales Uno de Formosa, Dos con asiento en Pirané, Tres de Clorinda, Cuatro Laguna Blanca, Cinco Las Lomitas, Seis Ingeniero Juárez y Siete General Güemes y sus delegaciones, intensificaron los operativos de seguridad ciudadana y vial en todas las jurisdicciones, a través de las diferentes delegaciones con el objetivo de evitar o detectar la presencia de conductores imprudentes o alcoholizados, exhortando a los formoseños a mostrar mayor conciencia social para cumplir con las medidas sanitarias y mantener el status sanitario en la provincia.